Saltar al contenido

¿Qué utilidad tenía el parche de pirata?

04/05/2017

Cuando pensamos en un pirata, todos nos imaginamos a un personaje con una serie de elementos que no pueden faltar: pendientes en la oreja, un loro en el hombro, la pata de palo, un garfio y el clásico parche de pirata en el ojo. Pero en realidad, ¿era ese parche de pirata la consecuencia de una feroz batalla o tenía alguna otra utilidad?
Y aunque puede que algún pirata sí fuese tuerto y lo necesitase, el motivo del uso del parche de pirata era otro bien distinto y que les aportaba una ventaja a la hora de abordar un barco rival. Y es que el parche constituía un sistema de visión nocturna durante las batallas, en las que los piratas pasaban de la cubierta del barco a su parte interior o la bodega, donde se guardaban los tesoros y que no solía estar bien iluminada.

Visión nocturna con el parche de pirata

Nuestros ojos se adaptan rápidamente a los cambios de luz, pero en el caso de pasar de un entorno bien iluminado a un lugar oscuro, pueden tardar entre 4 y 6 minutos en hacerlo por completo. El parche de pirata tenía como objeto mantener uno de los ojos en condiciones de oscuridad con lo que, al entrar en el interior del barco, se cambiaban el parche de ojo y evitaban tener que esperar a que su vista se adaptase a la iluminación escasa. La contrapartida al parche de pirata era la pérdida de profundidad en la visión, pero se compensaba con la ventaja de la adaptación al cambio de luz.
Esta teoría del parche de pirata es plausible y está ampliamente aceptada. De hecho, la Federación Americana de Aviación recomienda a sus pilotos que mantengan un ojo cerrado al exponerse a una mayor luminosidad, para garantizar una buena visión nocturna al cambiar nuevamente las condiciones de luz.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter