Sordera súbita, síntomas y soluciones

Según la OMS, más del 5% de la población mundial sufre una pérdida de audición que le resta capacidades. La creencia de que solo las personas mayores sufren problemas de sordera no es más que un mito, pues la sordera puede manifestarse también en niños y adultos jóvenes. Si no escuchas bien por uno o ambos oídos, te contamos lo que debes hacer. Recuerda que la pérdida de audición puede ser leve, moderada o grave, y puede afectar a un oído o a ambos, pero en todos los casos es necesaria una revisión auditiva mediante una audiometría.

¿Cuántos tipos de sordera existen?

La pérdida súbita de audición neurosensorial es lo que se conoce como sordera súbita. Esta pérdida de audición es de manera rápida y sin un motivo externo aparente. Esta puede suceder en el transcurso de unos días o de manera repentina.

En todos los casos la sordera súbita ocurre por un problema en los órganos sensoriales del oído interno.

Según el tipo de problema sensorial, la sordera súbita puede clasificarse por:

  • El momento de aparición: sordera prelocutiva, perilocutiva y poslocutiva
  • La localización de la lesión: de conducción o transmisión, de percepción o neurosensorial, mixta
  • El grado de pérdida auditiva: leve, medio, severo o profundo
  • Duración en el tiempo: temporal o permanente

En la mayoría de las ocasiones, son los órganos sensoriales de un único oído interno los que generan la pérdida de audición. Por este motivo se plantea que la persona no acuse de manera tan necesaria la visita a un centro auditivo para su valoración.

Las causas que pueden desatar una pérdida auditiva por sordera súbita en muy pocas ocasiones son detectadas. Algunas de estas pueden ser:

  • Un traumatismo
  • Una infección
  • Enfermedades autoinmunes
  • Medicamentos
  • Trastornos neurológicos
  • Problemas de circulación
  • Trastornos en el oído interno, como la enfermedad de Ménière.

Diagnóstico y tratamiento de la sordera súbita

Para diagnosticar y tratar la sordera, deberás acudir a un médico especializado para que realice los exámenes apropiados: audiometría y exámenes físicos. En cuanto al tratamiento, la sordera súbita suele tratarse con corticoesteroides, especialmente en los casos en lo que no se puede detectar la causa. Por otro lado, como hemos mencionado, la sordera puede deberse a una infección, en cuyo caso el tratamiento deberá ser médico, normalmente mediante antibióticos.

Los últimos estudios plantean cómo una alteración en el flujo sanguíneo o una inflamación pueden contribuir a la pérdida de audición.

La audiometría realizada por un profesional definirá el grado de sordera súbita y su complejidad. Pero una manera común de su detección es, por ejemplo, notar cómo una conversación habitual se ha transformado en una conversación de volumen muy bajo. Esta sensación es habitual en la pérdida de audición de al menos 30 decibelios.

En esta imagen, se puede observar, simplemente restando el número de decibelios, la sensación de pérdida auditiva que tendríamos.

En algunos casos, es probable que se trate la sordera súbita con medicamentos adicionales. Y, en el caso de que no se responda a ningún tratamiento, existen soluciones como el uso de audífonos o los implantes cocleares.

No dudes en acudir a tu tienda más cercana de Medical Óptica Audición. Donde te realizaremos un completo chequeo y test de audición para detectar cualquier tipo de problema o afección. ¡Ponte en las manos de los mejores profesionales y acude a nuestro centro más cercano con tu cita previa!