Saltar al contenido

¿Somos más receptivos si nos hablan por el oído derecho?

11/08/2016
¿Somos más receptivos si nos hablan por el oído derecho?

Los estudios científicos habían demostrado que los hemisferios izquierdo y derecho de nuestro cerebro procesan los sonidos de distinta manera, y era atribuido a las propiedades que tienen las células cerebrales. Aunque podamos creer que nuestros oídos funcionan de la misma forma, diversos estudios han demostrado que se comportan de forma distinta, amplificando mejor los sonidos de las palabras o los tonos musicales.
Uno de estos estudios, realizado con más de 3000 recién nacidos, concluyó que nuestro oído está estructurado, desde el nacimiento, para diferenciar los sonidos y trasladarlos al hemisferio del cerebro más adecuado para su procesamiento. Así, nuestro oído izquierdo percibe mejor la música y el derecho las palabras, lo que conlleva a que si una persona tiene problemas de audición en el oído derecho puede tener problemas de aprendizaje.

Los secretos del oído derecho

El desarrollo de diversas investigaciones para estudiar la diferencia en el procesamiento de los sonidos de nuestros oídos ha llevado a curiosos resultados: en una de estas pruebas los investigadores llevaron a una persona por diversos establecimientos nocturnos en los que la música era muy alta. Su objetivo era pedir un cigarrillo. El resultado, independientemente de que fuera hombre o mujer, fue bastante claro: las peticiones realizadas en el oído derecho tuvieron el doble de efectividad.
Otra conclusión a la que han llegado los estudios es que nuestro cerebro crea sensaciones más agradables y trabaja con más optimismo cuando recibe la información a través del oído derecho, por lo que, si queremos conseguir que alguien haga algo, además de elegir bien las palabras que vayamos a utilizar y cuidar la forma de hacerlo, es mejor que se lo digamos cerca del oído derecho. Hacerlo así favorece la comunicación y la empatía entre las personas.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter