Saltar al contenido

Remedios naturales para el dolor de oídos en invierno

16/11/2017

La llegada del frío suele traer consigo los habituales catarros y resfriados que, frecuentemente, acaban dando paso a una otitis. La protección es clave para prevenir todo tipo de afecciones y molestias que pueden afectar a nuestro oído, así como al de los demás miembros de la familia, especialmente el de los niños. Vamos a repasar algunos métodos de prevención, así como excelentes remedios naturales. ¡El dolor de oídos pasará a la historia!

Consejos para proteger tus oídos en invierno

Antes de hablar sobre los remedios naturales para el dolor de oído, debemos conocer cómo prevenir las dolencias en el sistema auditivo. A continuación, enumeramos los consejos esenciales para proteger los oídos del frío:

  • Los gorros y las orejeras son un gran complemento para prevenir infecciones e inflamaciones en los oídos.
  • La higiene es primordial a la hora de prevenir problemas en el oído. Recuerda que el uso de bastoncillos está desaconsejado por diversas instituciones y especialistas. En su lugar, lo más recomendable es el uso de un difusor de agua marina.
  • En el caso de las personas que practican la natación o el baño en cualquier medio acuático, se aconseja la utilización de protectores auditivos mientras se realiza la actividad. Asimismo, es imprescindible que después del baño, se sequen bien los oídos.

Remedios naturales para el dolor de oídos y la otitis

La afección más frecuente en esta época del año es el catarro, que si bien puede tratarse sin antibióticos o medicamentos, cuando coincide con una otitis, es probable que a partir del tercer día de dolor e inflamación se requiera un tratamiento farmacológico durante unos 10 o 15 días.
Dependiendo de la causa del dolor de oídos, podemos encontrar un gran números de remedios naturales para el dolor de oídos. Por ejemplo, cuando el dolor de oídos proviene de una acumulación de cera, se pueden aplicar unas gotas de aceite de oliva (ligeramente caliente) directamente dentro del oído o mediante un algodón impregnado. Con ello se puede ayudar a deshacer la cera y aliviar el dolor.
Asimismo, tal y como hacemos cuando estamos acatarrados, es muy recomendable aplicar calor seco en el oído mediante una manta eléctrica, un paño caliente o almohadas de semillas que se calientan en el microondas o sobre un radiador.
Con este otro remedio natural, el dolor de oídos nos dará una tregua: respirar vahos de eucalipto. En este caso, es contra el catarro y el resfriado, pues es un método muy efectivo para despejar toda la zona de la nariz y los oídos.
Aún así, es importante que en el caso de persistir el dolor de oídos más de dos días se reciba atención médica para dictaminar la necesidad de recetar un tratamiento farmacológico adecuado según las circunstancias.
El dolor de oído frecuente puede ser una pesadilla. Si tienes molestias en tus oídos, no dudes en solicitar un completo chequeo auditivo en Medical Óptica Audición. ¡Ponte en manos de nuestros especialistas para que tu dolor de oídos no te impida disfrutar de estas navidades!


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter