Saltar al contenido

¿Por qué se dice en un abrir y cerrar de ojos?

10/03/2016

Las religiones tienen influencia en las lenguas que se utilizan en cada territorio y el cristianismo, a través de la Biblia, siempre ha tenido una gran influencia en nuestra cultura y en nuestra lengua. De esta forma, algunos personajes y frases del Antiguo y del Nuevo Testamento han llegado a convertirse en el símbolo de un comportamiento, cualidad o atributo por el que cada uno de esos personajes era conocido, o se han convertido en dichos populares, llegando a perderse la conciencia de que se trata de una alusión bíblica.
Un ejemplo de esta influencia es el dicho ‘en un abrir y cerrar de ojos’, una expresión que aparece en 1 Corintios 15:52, del Nuevo Testamento, y se utiliza para describir un acontecimiento repentino y rápido.

¿Hasta qué punto “en un abrir y cerrar de ojos” puede relacionarse con un acontecimiento repentino y rápido?

Los músculos que conforman el párpado, y que son los encargados del abrir y cerrar de ojos, son los más rápidos del cuerpo. En promedio, el ojo humano tarda entre 300 y 400 milisegundos para completar un parpadeo, entre 3 y 4 décimas de segundo aproximadamente. Una persona puede parpadear 2 o 3 veces por segundo, ¡y la velocidad de reacción de los músculos del párpado permiten el abrir y cerrar de ojos hasta 5 veces por segundo!
La rapidez de los músculos viene determinada por el tipo de fibra que posee el músculo y, en función de ese tipo de fibra, será capaz de procesar más rápido las señales que provienen del cerebro. De esta forma el músculo será capaz de contraerse y estirarse más o menos rápido.
A la vista de estos datos podemos afirmar que, el dicho ‘en un abrir y cerrar de ojos’, es una expresión muy acertada para describir acontecimientos que sean repentinos y rápidos, ¿verdad?


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter