Saltar al contenido

¿Por qué hay tan pocas personas con ojos verdes?

23/06/2016

El color de nuestros ojos está formado por una combinación -de melanina con otros pigmentos- que le otorga al iris su color azul, marrón o verde. Dentro del grupo de colores más habituales, solo entre el 2 y el 3% de la población mundial son personas con ojos verdes, mientras que más del 50% tiene los ojos marrones y el 10% los tiene azules. La coloración de los ojos verdes es poco común, y se caracteriza por tener muy poca melanina y un mayor grado del pigmento llamado “lipocromo”. Esta falta de melanina da al iris un tono azulado que, mezclada con este lipocromo, hace que surja el color verde.
La mayor parte de las personas con ojos verdes son mujeres, y es más frecuente encontrarlas en países como Hungría e Islandia, y en las poblaciones pastún que proceden de las zonas de Afganistán y Pakistán. Un ejemplo de este último grupo es Sharbat Gula, la protagonista de una de las portadas más famosas de la revista National Geographic, lanzada en junio de 1985.

El ranking de los colores de ojos más raros

En el top de los cinco colores más raros, las personas con ojos verdes ocuparían el quinto puesto. En el cuarto puesto nos encontramos a las personas con ojos de color ámbar, un tono de iris amarillento que se produce por la predominancia de lipocromo y que se conocen como ojos de lobo.
El siguiente de la lista es el violeta, como los de la actriz Liz Taylor, que son el resultado de la mezcla de tonos rojos con reflejos azules, frecuentes en personas afectadas de albinismo. En el puesto número dos tenemos los ojos negros, aquellos en los que es imposible diferenciar el iris de la pupila, y que se da en el 1% de la población.
El color rojo es el menos frecuente de todos, y no nos referimos al efecto del flash en las fotos. Se da principalmente entre los albinos, al atravesar los rayos solares el iris y reflejar la hemoglobina de los vasos sanguíneos de la retina.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter