Saltar al contenido

Monturas y cristales de calidad: cómo reconocerlos

16/01/2019

Las gafas corrigen las deficiencias visuales y nos ayudan a ver bien. Pero es importante elegir únicamente aquellas que cuenten con monturas y cristales de calidad. Porque además de alargar su vida útil, ofrecen una mejor protección a nuestros ojos. Una buena gafa debe contar con una montura que resulte cómoda, y que se ajuste a la forma de la cara y la cabeza. Para que no genere molestias con el paso de las horas.
Existen muchos modelos de monturas de gafas, con diferentes colores, formas y estilos. Pero a nivel general, para la elaboración de las monturas se utilizan principalmente los siguientes materiales:

  • Acetato: es el material más común y se usa en las conocidas como gafas de pasta. Estas gafas son cómodas y duraderas, moldeables, fáciles de arreglar y son hipoalergénicas, por lo que no generan alergia.
  • Titanio: utilizado para la elaboración de las gafas con montura al aire. Las monturas de este material resultan muy elegantes, flexibles, ligeras, hipoalergénicas y resistentes al sudor, a la corrosión y a los cambios de temperatura.
  • ULTEM: utilizado también para fabricar instrumentos médicos y piezas aeronáuticas. Es un material muy flexible y resistente. Las monturas de este material son difíciles de deformar ya que son resistentes a altas presiones. Además, son hipoalergénicas y respetuosas con el medio ambiente.
  • TR90: además de ser un material muy resistente, para no preocuparnos de los golpes y arañazos, y resistir presiones altas, temperaturas extremas y los rayos UVA, su principal características es su ligereza.

 

¿Cómo reconocer los cristales de calidad de los cristales falsos?

Es muy importante elegir unos cristales de calidad que se adecuen a la montura de las gafas y a la graduación de la persona. Al no contar con un buen filtro UV, hacen que la radiación dañina penetre en el interior del ojo.

Los cristales falsos, que son aquellos que montan las imitaciones baratas de gafas de sol, presentan imperfecciones que distorsionan la visión.

A la hora de elegir los cristales de nuestras gafas debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Optar por cristales orgánicos o minerales: son resistentes y ligeros y provienen de elementos naturales.
  • Incluir tratamientos en los cristales: de endurecido, para que el cristal aguante más tiempo intacto; antirreflejante, que mejora la calidad de visión al eliminar los reflejos; y para proteger de la luz azul, emitida por las pantallas de ordenadores, tablets y móviles. Todos estos son tratamientos que nunca incluirán las gafas con cristales falsos.
  • Elegir los cristales fotocromáticos según las necesidades: estas lentes se oscurecen con el sol. Con lo que tenemos dos gafas en una: la graduada y la de sol.

Además de estas valoraciones, es imprescindible que todas las gafas y monturas estén homologadas según los recursos para la seguridad del consumidor final. Lo podemos reconocer con el sello “CE” en su montura y en la característica que nuestro óptico nos enseñará en los cristales.
Estas marcas que identifican y garantizan la seguridad del producto son obligatorias según el Real Decreto 1407/1992. Según la normativa podemos encontrar esta clasificación de los protectores oculares:

EN166 – Protección individual de los ojos.
EN169 – Filtros para soldadura y técnicas relacionadas.
EN170 – Filtro para ultravioletas.
EN171 – Filtros para infrarrojos.

Si estás buscando unas gafas con monturas y cristales de calidad, pide cita en nuestras tiendas de Medical Óptica Audición y te ayudaremos a elegir las que mejor se adapten a tus necesidades.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter