Miopía y astigmatismo, son los principales problemas oculares

La visión borrosa es una dolencia que afecta a seis de cada diez jóvenes en edades comprendidas entre los 17 y los 27 años. La miopía y el astigmatismo son los más comunes según la Fundación Visión y Vida.

 

La miopía y el astigmatismo son deficiencias visuales provocadas por un problema de refracción, en los que la luz no llega directamente a la retina.

 

Al igual que ocurre en los casos de hipermetropía, presbicia o vista cansada, la luz que percibe la retina llega de una manera indirecta. Lo que hace que la visión sea borrosa.

La retina es un tejido sensible a la luz. Cuyos dos tipos de fotorreceptores (conocidos como conos y bastones) transforman la luz que reciben en impulsos eléctricos, que el cerebro convierte en imágenes. Gracias a las lentes de las gafas y a las lentillas, se consigue refractar o variar la luz de forma correcta sobre la retina. Corrigiendo este tipo de deficiencia visual.

En ocasiones no se conocen cuales son las principales diferencias entre miopía y astigmatismo, vamos a conocerlas.

La diferencia entre miopía y astigmatismo es que, en el caso de la miopía, los objetos lejanos se ven borrosos. Mientras que los cercanos se ven correctamente. Esto es debido a la forma del ojo, que hace que la luz entre sin estar bien enfocada. Las lentes correctoras se encargan de ajustar la trayectoria de la luz, desviando los rayos para que el ojo pueda enfocar como debería. Esta deficiencia puede ser hereditaria y se hace evidente desde los 6 a los 8 años y a lo largo de la adolescencia. En los adultos no suele haber mucha variación. Pero si la miopía no es tratada puede provocar una importante pérdida de la visión.

El astigmatismo provoca visión borrosa a cualquier distancia. Debido a que el ojo no es capaz de enfocar la luz sobre la retina de forma uniforme. Bien por una imperfección en la curvatura de la córnea o en la estructura del cristalino. El astigmatismo puede ir acompañado de miopía o hipermetropía y puede variar con el paso del tiempo. En el caso de los niños puede llegar a causar ambliopía, si no se corrige a tiempo.

 

Solo los especialistas en salud visual pueden determinar si padeces de miopía, astigmatismo o cualquier otra deficiencia visual.

 

Recuerda que las lentes que te recomendará tu optometrista siempre serán las indicadas para tu corrección visual. Y que cada fórmula para cada persona es diferente porque cada ojo es único.

Pide cita previa ahora en nuestras tiendas de Medical Óptica Audición y te realizaremos una revisión completa con la que detectar cualquier problema que pueda afectar a tu visión.