Saltar al contenido

Las gafas, tus mejores aliadas en la vuelta a la rutina

06/09/2017

Controlar nuestra salud ocular es muy importante, pero solo el 21% de los españoles acude anualmente al oftalmólogo para revisar su vista. El mejor momento para realizar esta revisión es en la vuelta a la rutina, con el regreso al trabajo y a las largas horas delante del ordenador, para poder prever así problemas como la vista cansada.
En este sentido, unas buenas gafas también nos serán de ayuda en la vuelta a la rutina. Así, las gafas Azul Protect bloquean parte de la luz nociva que recibimos de las pantallas digitales, evitando el envejecimiento ocular prematuro, el picor de ojos o la fatiga visual. Y las gafas con lentes antirreflejantes eliminan los reflejos, permitiendo una visión más nítida, cómoda y permitiendo que nuestros ojos se cansen menos.

Consejos para la vuelta a la rutina

La vista cansada o presbicia está relacionada directamente con el envejecimiento y es una afección que no tiene una buena relación con los aparatos digitales que tanto utilizamos en la actualidad. Centrar la mirada en detalles cercanos y después fijarnos en panorámicas lejanas, salpicar con agua fría los ojos cerrados o realizar pequeños masajes sobre los ojos, son algunas rutinas que podemos seguir para relajar los músculos de nuestros ojos y conseguir reducir las secuelas de la vista cansada.
Otro elemento que puede provocar la vista cansada es la colocación y la iluminación de la pantalla del ordenador. Cuando miramos hacia abajo hacemos menos esfuerzo con nuestros ojos, ya que los abrimos menos, por lo que la pantalla debemos colocarla por debajo de la línea imaginaria de los ojos. Una excesiva iluminación de la pantalla puede aumentar, sobre todo en las personas mayores, la sequedad en los ojos, haciendo necesario utilizar lágrimas artificiales.
Aunque cada vez somos más conscientes de cuidar nuestra vista, por lo general solo acudimos al médico cuando tenemos alguna molestia. Lo ideal es que aprovechemos los primeros días de la vuelta a la rutina para realizar un chequeo visual anual recomendada. También en el caso de los niños el momento ideal es durante el tramo final de las vacaciones de verano, para que su vista esté a punto para el inicio del curso escolar.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter