Saltar al contenido

La primavera y la alergia en los ojos

22/03/2017

La primavera, junto al buen tiempo y el clima cálido, viene acompañada del temido polen, que es la principal causa de alergia, seguida de la alergia a los ácaros (aunque ésta puede darse durante todo el año). Además de los clásicos estornudos, las consecuencias pueden llegar a la alergia en los ojos, afectando a nuestra vista.
Los síntomas más habituales de la alergia en los ojos son la irritación y el picor. Así, ocurre cuando aparece la sensación de tener algo en el ojo, como si hubiese entrado arena, algo que provoca el lagrimeo. Estas reacciones se acentúan durante la primavera debido al polen, los pelos de los animales o los ácaros. Y es durante esta estación del año cuando los ojos están más sensibles, lo que puede hacer que la alergia en los ojos provoque su inflamación, derivando en una conjuntivitis primaveral.

Cómo evitar la alergia en los ojos

Lo principal, para evitar la alergia en los ojos, es protegerlos con unas gafas de sol de calidad, que tengan una buena protección UV. Existen gafas con distintos filtros que pueden aumentar la protección, como los filtros antirreflex, que pueden ser polarizados o fotocromáticos.
Hidratar los ojos frecuentemente es otra recomendación importante para protegernos de la alergia en los ojos. Así, las lágrimas artificiales, disponibles en nuestros centros, alivian el picor y limpian los ojos de las partículas presentes en el aire, causantes de las molestias de la alergia.
Para los usuarios de lentillas, es importante seleccionar aquellas que permiten mantener los ojos oxigenados de forma constante. En la actualidad hay disponibles lentillas de materiales transpirables que garantizan una buena salud visual y ayudan a evitar la alergia en los ojos.
Si padecemos picor o inflamación de ojos, los especialistas podrán asesorarnos y resolver todas las dudas que nos puedan surgir relacionadas con esta afección tan molesta.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter