Saltar al contenido

La dilatación de pupilas te delata

05/01/2017

Todos sabemos que nuestras pupilas cambian de tamaño en función de la luz que hay en el ambiente. Nuestro cerebro controla, a través de las pupilas, la cantidad de luz que debe pasar al interior de los ojos. Pero la contracción y dilatación de pupilas también revela otras cosas, más de las que podamos creer. Todas nuestras emociones se reflejan en ellas: el enfado, la alegría, la tristeza o el miedo, entre muchas otras. Y es que nuestros ojos son, a través de las pupilas, las ventanas de nuestra alma.
Varias investigaciones científicas han analizado la contracción y dilatación de las pupilas frente a distintos pensamientos y emociones, y han llegado a interesantes conclusiones con las que, mirándonos a los ojos, se puede saber qué tenemos en nuestra mente.

Qué indica la dilatación de pupilas

En el año 1964, los psicólogos James M. Polt y Eckhard Hess observaron que, cuando nos concentramos mucho al realizar una actividad que necesita de toda nuestra atención, las pupilas se dilatan. Así, cuando nos enfrentamos a unas tareas complicadas se produce la dilatación de pupilas y se contraen al realizar tareas que no necesitan tanta concentración.
Según las explicaciones del Dr. Bernick, en el año 1971, nuestras pupilas se dilatan cuando se despierta el deseo sexual, aunque no todo el mundo está de acuerdo y otros estudios creen que la dilatación no es por la persona, sino por el desnudo. Y en 1972, el Dr. Hess concluyó que las pupilas se contraen frente a lo que nos desagrada o nos pone tristes.
Otro investigador, Gary K. Poock, descubrió en el año 1973, que cuando tenemos muchas cosas en la cabeza y se produce cierto estrés, la sobrecarga mental contrae las pupilas.
Los psicólogos Maltzman y Blanco realizaron un estudio, en el año 1977, en el que descubrieron que cuando estamos delante de algo, o nos están contando cosas que nos interesa, se produce la dilatación de pupilas y se van contrayendo a medida que perdemos interés.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter