Saltar al contenido

Gafas de esquí polarizadas

11/01/2017

Existen distintos tipos de gafas, o máscaras, diseñadas específicamente para cuando vamos a la nieve, como las gafas de esquí polarizadas o las fotocromáticas. Las gafas de esquí son un elemento imprescindible durante la práctica de los deportes de invierno ya que cumplen varias funciones a la hora de proteger nuestros ojos. Al encontrarnos a mayor altitud, los rayos UV del sol recorren menos distancia para llegar a nosotros y la superficie blanca de la nieve aumenta su reflexión, por lo que las gafas de esquí deben dar protección a nuestros ojos frente a estos rayos. Las gafas también dan protección frente al aire, el agua y la nieve cuando nos estamos desplazando rápidamente por la pista, así como frente a posibles traumatismos con los palos o al sufrir un accidente.
Así, es muy importante elegir correctamente el material de la montura y de las lentes de las gafas para evitar que, en caso de rotura, puedan producirnos alguna lesión ocular.

Características de las gafas de esquí polarizadas

Entre los distintos tipos de lentes que podemos encontrar, las gafas de esquí polarizadas consiguen absorber un 98% del deslumbramiento que puede provocar los rayos solares, por lo que no hace necesario que entrecerremos los ojos para evitarlo. La luz solar, al rebotar en una superficie lisa como pueden ser la nieve, el agua o el asfalto, queda polarizada en parte, con lo que el componente horizontal de la vibración de la luz aumenta hasta convertirse en un reflejo brillante y molesto.
Las lentes de las gafas de esquí polarizadas contienen un filtro que bloquea la luz reflejada, dejando pasar la luz útil, lo que nos permite tener una visión con un color y contraste naturales, y sin reflejos.
Las gafas de esquí polarizadas son perfectas para los momentos en los que el sol brilla más intensamente. Nos dan una protección total frente a los rayos UV, una visión sin reflejos, colores naturales, nitidez y contraste superior a otras lentes, reducen la fatiga ocular, y también son ideales para los niños.
Durante su uso, también deberemos tener en cuenta que las gafas de esquí polarizadas, al absorber el deslumbramiento, pueden hacer más difícil distinguir entre la nieve y las placas de hielo.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter