Saltar al contenido

El tabaco y la retina

16/04/2019
El tabaco y la retina

Los efectos del tabaco en los ojos los podemos notar tanto en la tensión ocular como en la pérdida de visión. Los más comunes son las cataratas y la degeneración macular.

 Y es que las sustancias tóxicas del tabaco provocan una gran variedad de enfermedades que afectan también a la salud visual. Convirtiendo a esta adicción en uno de los problemas de salud pública más grande.

Una de las consecuencias de fumar es que daña seriamente la retina y puede llegar a provocar degeneración macular, una enfermedad que afecta sobre todo a personas mayores de 50 años. Esta enfermedad progresiva es la principal causa de ceguera. Ya que afecta a la mácula de la retina y provoca la pérdida gradual de la visión central. Se trata, sin duda, de una enfermedad altamente invalidante, ya que su progreso conlleva importantes dificultades en las áreas físicas, sociales y emocionales del paciente.

En esta conferencia podemos comprender mejor en qué consiste el proceso degenerativo macular:

Respecto a los problemas que se relacionan con la retina y la degeneración macular, se muestran estos síntomas en la mayor parte de los pacientes:

  • Lo mas característico es la dificultad para centrar el objetivo visual en un punto y verlo claramente.
  • La visión borrosa se define como una mancha central en el punto de visión.
  • Se suele ver mejor con un aumento de luz indirecta.

Una de las pruebas que los optometristas realizan es el “Test de degeneración macular”. Se realiza mediante la valoración del paciente sobre identificar dónde se encuentra el punto marcado en la imagen de forma distorsionada.

El tabaco y la retina

Tal como muestra la simulación de visión del British Journal of Ophthalmology el enfoque y la claridad de visión se pierden por percibir las líneas rectas de una forma más curvada.

La degeneración macular es una de las consecuencias provocadas por el tabaco

El tabaco provoca muchas enfermedades graves, y los ojos no se libran de sus consecuencias. Fumar aumenta las posibilidades de:

  • Agravar la patología de ojo seco.
  • Sufrir cataratas.
  • Padecer retinopatía diabética.
  • Sufrir degeneración macular asociada a la edad. Ya que el tabaquismo acelera el envejecimiento de la retina, con el consecuente deterioro de la vista.
El tabaco y la retina

Los efectos oxidantes y tóxicos del tabaco degeneran el tejido ocular, provocando la falta de oxígeno y nutrientes a la retina. Por lo que los fumadores ven afectada su salud visual de forma más fuerte y precoz que los no fumadores.

Además, el estrés oxidativo puede provocar el aumento de la tensión ocular, lesionando el nervio óptico. Una lesión irreparable de este nervio, denominada glaucoma, puede llegar a causar ceguera.

Dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, mantener una dieta sana con alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E y reducir el consumo de grasas saturadas y de café, ayudará a prevenir las enfermedades provocadas por el tabaco y cuidar la salud ocular.

Si quieres cuidar la salud de tus ojos, pide cita en nuestras tiendas Medical Óptica Audición y te realizaremos una revisión completa de tu vista.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter