Saltar al contenido

Cuánto tiempo puedo usar mis lentillas

05/06/2019
¿Cuánto tiempo puedo usar mis lentillas?

Cada vez son más las personas que corrigen la vista con lentillas. Ya sea por estética o para tener mayor libertad de movimiento. Usar lentillas es cada vez más común tanto en el trabajo como en el deporte.

Los beneficios de llevar lentillas están muy relacionados con el aumento del campo de visión y la comodidad visual.

Empezar a usar lentillas tiene sus ventajas. Las lentillas son muy cómodas, prácticas y estéticas. Se puede decir que son el complemento ideal a nuestras gafas. Además, el aumento del campo visual nos permite practicar actividades más cómodamente que con algunas gafas, ya que nos beneficiamos de la claridad de la visión lateral.

Sabemos que las lentillas no se empañan en ambientes húmedos, no tienen los reflejos cuando salimos en fotos, y que la visualización de objetos es más natural que con los cristales de las gafas. Hasta aquí son todo maravillas, pero necesitan un mantenimiento óptimo para que todo siga así.

¿Qué pasa si usas las lentillas más tiempo?

La mayoría de las personas que usan lentes de contacto, utilizan lentillas blandas desechables en lugar de las lentillas rígidas, entre otras cosas porque necesitan un mantenimiento y limpieza menos exigente. Así, estas lentillas tienen diferente periodicidad: diarias, quincenales y mensuales.

Un mal uso del tiempo recomendado de renovación de las lentes de contacto puede producir queratitis por hongo.

La queratitis fúngica es una infección que se produce en la córnea y que puede llegar a producir problemas de visión severos. Entre otros parásitos, la acanthamoeba es otro de los problemas que puede conllevar el no respetar la correcta renovación de las lentillas y sus líquidos.

Estas infecciones producen un dolor ocular intenso, enrojecimiento y fotofobia durante periodos superiores a un mes, habitualmente.

Tanto los líquidos de lentillas, como los tiempos de reposición deben ser los que el especialista optometrista recomiende para el ojo. En ocasiones, las lentillas que se llevan durante periodos largos pueden producir ojos secos. En este vídeo, el Doctor Artiaga nos informa de las precauciones en el uso de las lentillas, su duración y los ojos secos.

¿Qué tipo de lentillas debería elegir?

Existen diferentes tipos de lentes de contacto en función del material utilizado para fabricarlas: blandas, semirrígidas y rígidas.

Las lentillas blandas las utilizan especialmente aquellas personas que las necesitan de forma esporádica. Son cómodas y flexibles, y están formadas por hidrogel, lo que aporta una mayor hidratación.

Una de las ventajas de las lentes de contacto fabricadas en hidrogel es la circulación de oxígeno. Sin embargo, la cantidad de oxígeno varía en función de si la lentilla ha sido desarrollada en hidrogel de silicona, que permite que los ojos respiren mucho mejor que con cualquier otro material, o se trata de una lente de contacto tradicional de hidrogel.

Estas últimas consiguen una mayor hidratación mediante la combinación con el agua, pero dejan pasar una menor cantidad de oxígeno.

El catedrático Pablo Artal es investigador de la Facultad de Óptica de la Universidad de Murcia y responsable del Laboratorio de Óptica de esta institución docente, además de premio Nacional de Investigación. Nos explica en esta entrevista cómo se están investigando y probando unas lentillas para que los niños no se conviertan en miopes.

Todo un avance al servicio de la óptica y de la prevención y salud visual.

Desechables o de uso prolongado, las lentes de contacto se ajustan a tu ritmo de vida

¿Practicas algún deporte, vas a competir este fin de semana y prefieres prescindir de las gafas? Usar lentillas diarias durante esos dos días puede ser la mejor solución. Las lentes de contacto diarias están pensadas para retirarlas al final de la jornada. Entre las personas que deciden comprar lentillas diarias, están además aquellas que no quieren ocuparse del cuidado de las lentes de contacto.

Comprar lentillas quincenales está especialmente pensado para personas que comienzan a utilizar lentes de contacto o pueden padecer sequedad en los ojos. Si vas a utilizar lentillas todos los días, las mensuales son tu mejor opción. A diferencia de las lentillas diarias, las quincenales y las mensuales requieren de una limpieza óptima al terminar el día y un almacenamiento adecuado durante la noche.

Las lentillas semirrígidas están fabricadas mediante una combinación de hidrogel y plástico. Es una buena solución para aquellas personas que cuentan con graduaciones altas. Debido a su rigidez, las lentes de contacto semirrígidas no adquieren la forma ovalada del ojo y corrigen el astigmatismo de forma más efectiva.

En ese caso deberías optar por lentes de contacto rígidas, que se reemplazan cada 6 meses o más. Las lentillas rígidas son especialmente cómodas y cuentan con una vida muy superior a las blandas, lo que exige un cuidado y limpieza rigurosos para evitar afecciones oculares, e implica un tiempo de adaptación superior al de las blandas.

¿Qué es la adaptación de lentes de contacto?

Todos los ojos son distintos. Por eso, no hay lentes de contacto iguales. Si has decidido ponerte lentillas por primera vez, o vas a cambiarlas, es fundamental un periodo de adaptación. Este proceso, controlado por profesionales de la oftalmología, es clave cuando la persona que va a portar las lentes de contacto padece una enfermedad ocular. Lo más importante es que desde el inicio del proceso, la óptica que te va a enseñar a ponerte las lentillas, te confirme una garantía total de satisfacción en la adaptación a tus lentes de contacto.

Las lentes de contacto se adhieren a la superficie ocular. Por lo que cualquier desajuste puede provocar molestias e incluso infecciones y lesiones. Durante el periodo de adaptación de las lentillas, tus ojos se acostumbrarán a las lentes de contacto y aprenderás a utilizarlas sin dañar tu salud ocular. Asimismo, cuando lleves lentillas durante los primeros días, adquirirás hábitos saludables, como evitar un uso demasiado prolongado, limpiarlas y almacenarlas como es debido.

El proceso de adaptación de lentes de contacto blandas se compone de varias visitas al centro oftalmológico de Medical Óptica Audición, en las que te realizarán las evaluaciones oportunas para optar por las lentillas que mejor se ajustan a tus necesidades. Asimismo, te orientarán en el cuidado y limpieza de las lentes de contacto y te confesarán trucos para que no te molesten las lentillas.

Los profesionales optometristas de Medical Óptica Audición están a tu servicio. Puedes reservar una cita previa con cada uno de ellos.


Newsletter
Suscríbete a nuestra Newsletter