Accede a tu cuenta

¿ERES CLIENTE DE MEDICAL Y NO TIENES CONTRASEÑA DE ACCESO?

No es necesario que vuelvas a registrarte.
Te ayudamos a generar tus datos de acceso.

Necesitas ayuda?

¿NO ERES CLIENTE? REGÍSTRATE:

Servicio disponible en horario laboral
Lunes a Viernes de 9:30 a 20:00 h. y Sábados de 9:30 a 14:00 h.

Audífonos

Los audífonos son unos pequeños dispositivos que mejoran la comunicación del usuario con su entorno familiar, social y laboral, facilitándonos las interacciones diarias. Están formados por un micrófono, un amplificador, un auricular y un pequeño chip que mejora la calidad del sonido.

La principal diferencia entre un audífono y un amplificador genérico es que:

  • Los audífonos procesan el sonido, es decir, nos ayudan a oír y comprender los sonidos que necesitamos escuchar, eliminando aquellos que solo generan ruido y nos dificultan el entendimiento. Por lo tanto, la función de los audífonos es mejorar nuestra capacidad de entendimiento.
  • Los amplificadores aumentan todo el sonido, incluidos los ruidos molestos que nos impiden oír lo importante. Por lo tanto, no distinguen entre sonido útil y ruido y no nos facilitan la capacidad de entendimiento. Además, su uso recomendado es puntual, ya que un uso prolongado puede provocar daños en el oído, como señala la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Para poder elegir el audífono más adecuado a nuestras necesidades, el primer paso es realizarnos una audiometría y un chequeo completo para conocer cuál es nuestro nivel de pérdida auditiva. Con toda esta información, el audioprotesista estará preparado para ofrecernos la mejor solución auditiva para nuestro caso particular.

 Podemos decidir entre varios tipos de audífonos según nuestras necesidades: 

  • BTE: (detrás de la oreja). Posee una gran potencia. Se compone de un auricular en el oído conectado a través de un fino tubo con una pequeña caja electrónica que hay detrás de la oreja.
  • ITC: (dentro del canal). Se sitúa en la parte visible de la oreja y parte del canal auditivo. De esta manera se disminuye su visibilidad pero manteniendo todas sus mejoras auditivas.
  • CIC: (adaptación profunda). Son mucho más compactos y se colocan por completo dentro del canal auditivo, pasando muy desapercibidos.
  • IIC: (invisibles en el canal). Son los más pequeños de todos ya que se colocan profundamente en el canal auditivo, por lo que son apenas visibles.

Audífonos

7 consejos de uso y mantenimiento

  • Comenzar usando los audífonos en casa o durante cortos periodos de tiempo y familiarizarse gradualmente con los espacios ruidosos, tal y como nos indique nuestro audioprotesista.
  • Las personas de nuestro entorno deben comprender que tenemos que adaptarnos a nuestros nuevos audífonos poco a poco. Debemos pedirles paciencia.
  • Cuando no estemos utilizando nuestros audífonos tenemos que abrir el portapilas. De esta manera alargaremos su vida.
  • Debemos mantener secos los audífonos siempre, ya sea con las pastillas deshumidificadoras o las tabletas efervescentes. También debemos limpiarlos cada día exclusivamente con un paño seco y un cepillo (nada de agua). 
  • Eliminar las posibles acumulaciones de cera que ensucien la salida de sonido para permitir que las ondas sonoras pasen correctamente.
  • Quitarnos los audífonos antes de nadar, ducharnos o echarnos laca.
  • Mantener nuestros audífonos lejos de niños y animales.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.