Accede a tu cuenta

¿ERES CLIENTE DE MEDICAL Y NO TIENES CONTRASEÑA DE ACCESO?

No es necesario que vuelvas a registrarte.
Te ayudamos a generar tus datos de acceso.

Necesitas ayuda?

¿NO ERES CLIENTE? REGÍSTRATE:

Servicio disponible en horario laboral
Lunes a Viernes de 9:30 a 20:00 h. y Sábados de 9:30 a 14:00 h.

Baja visión

Hay tres tipos de ayudas visuales para potenciar el resto visual que aún nos queda si sufrimos baja visión. Visita nuestros centros y te ayudaremos a encontrar la solución visual que mejor se adapte a tus necesidades.

Ayudas ópticas

Las ayudas ópticas utilizan distintos tipos de lentes para proporcionarnos un aumento de los objetos que observamos. Algunas de las ayudas de este tipo son:

  • Lupas: son lentes que aumentan el tamaño de los objetos. Son muy recomendadas para usos puntuales. Hay varios tipos diferentes de lupas: manuales, con iluminación, con soporte, etc.
  • Microscopios y Telescopios: son lentes de aumento, similares a las lupas, pero que se colocan sobre unas gafas para que podemos tener las manos libres. Mientras que los microscopios tienen un aumento fijo o constante, los telescopios nos permiten regular el aumento o disminución. Están recomendadas para usos más continuos, ya que nos aportan una mayor libertad de movimiento al estar colocadas sobre una montura, como una gafa normal.
  • Filtros: son lentes que bloquean el paso de luz perjudicial para nuestros ojos, impiden el deslumbramiento, realzan el contraste de la imagen y facilitan la adaptación a la luz. Además, podemos adaptar el tipo de color del filtro según nuestros hábitos.
Baja Visión ayudas ópticas

Ayudas no ópticas

Se utilizan para regular las condiciones de nuestro entorno, como el contraste y la iluminación, la distancia de trabajo o nuestra postura. Algunas de las ayudas de este tipo son:

  • Iluminación: podemos encontrarnos con flexos específicos para lectura o cocina, etc.
  • Ergonomía: gracias a los atriles podemos conseguir una posición más cómoda de nuestro cuerpo para no sufrir molestias musculares mientras trabajamos.
  • Otros: agendas con macrotipo, teléfonos con números grandes, cartas, papeles coloreados para resaltar el contraste, espejos de aumento, etc.
Baja Visión ayudas no ópticas

Ayudas electrónicas

  • CCTV: son circuitos cerrados de permiten escanear imágenes y verlas a través de la televisión o el ordenador. Además, podemos modificar en ellos los parámetros de contraste, resolución, etc.
  • Lupas electrónicas: son dispositivos que captan las imágenes a través de una pequeña cámara integrada en el soporte de la lupa  y que después nos muestran el resultado en una pantalla, aportando mayor calidad y nitidez a la imagen.
  • Otros: como lectores que escanean los textos y los leen en voz alta, relojes sonoros, etc.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.