¿Qué es y cómo tener memoria fotográfica?

Seguro que ya conoces que hay personas capaces de recordar números de teléfono, nombres o fechas sin esfuerzo. Pero, ¿te han explicado alguna vez cómo tener memoria fotográfica como ellos?

Actualmente existen muchos misterios alrededor de la memoria fotográfica, la eidética y la hipermnesia. Por este motivo, así como por la atribución de este tipo de habilidades a diversos personajes de ficción, existen muchas confusiones al respecto.

La memoria fotográfica es la que alude a la capacidad de algunas personas para recordar durante más tiempo ciertas escenas, mientras que la memoria eidética es la habilidad atribuida a algunos niños (en adultos es muy rara o inexistente) para recordar imágenes con un nivel de detalle muy preciso. Por otra parte, la hipermnesia es un grado superlativo de memoria en el que el individuo muestra una retención de datos e imágenes con un detalle extraordinario.

Diversos estudios y especialistas afirman que la capacidad para memorizar no es genética ni puede entrenarse. Sin embargo, todos aquellos que se preguntan cómo tener memoria fotográfica deben saber que algunos expertos como el campeón mundial de memorización, Ramón Campayo, han desarrollado métodos para ello que pueden ponerse fácilmente en práctica.

La visión y la memoria son capacidades muy relacionadas entre ellas. De hecho, se ha comprobado que las personas con memoria fotográfica mueven sus ojos lateralmente y como si estuvieran escaneando una imagen cuando intentan recordar una escena con precisión.

Por el contrario, las palabras contrarrestan esta habilidad. Un porcentaje entre el 2% y el 10% de los niños experimentan una memoria eidética que desaparece al crecer. Cuando los niños alcanzan aproximadamente los 6 años de edad y desarrollan otras capacidades como el habla, pierden este tipo de memoria. De hecho, cuando los individuos aprenden nuevos métodos para procesar información y desarrollan la codificación verbal, incluso de las imágenes que ven, ya no tienen la habilidad de construir imágenes eidéticas.

Es importante destacar que pese a métodos y técnicas de memorización, es complicado que un adulto pueda desarrollar una memoria eidética o fotográfica más allá de sus propias capacidades genéticas. Pero sí es posible asegurarte de que tienes una vista adecuada para la correcta visualización. ¿Tienes una visión perfecta para ayudar a tu memoria?